Bebés

bebes

Cuando la calidez afectiva está contenida en el ambiente, el niño capta y comprende fácilmente lo que se le enseña.

El método logosófico crea un ambiente que  estimula las capacidades inteligentes y sensibles del bebé.

Su mente es tierra virgen y fértil y es sensible por excelencia, constituye pues una obligación moral y racional  favorecer que  germinen en ella simientes óptimas.

MÉTODO LOGOSÓFICO

“El método logosófico contempla los diferentes grados de evolución y de capacidad, y procede teniendo muy en cuenta las circunstancias que rodean cada psicología.  No opera partiendo siempre de los mismos puntos, sino de donde éstos tienen más inmediata práctica aplicación en razón de los rasgos que caracterizan al individuo.”

RAUMSOL – “Logosofía Ciencia y Método” Pág. 102

“En la mente del niño, de una criatura, existe un poder de retención de imágenes y figuras de seres, cuyos movimientos no pasan desapercibidos a su atención y aún puede manejarlos a su antojo”

RAUMSOL – “Revista de Logosofia Nº 29 año 1943″ Pág. 22

ACTIVIDADES PROGRAMÁTICAS

AMBIENTE ADECUADO Y ESPECÍFICO
Ambiente sereno y feliz.

INICIACIÓN A LA PLÁSTICA
Reconocimiento de texturas y colores.

ESTÍMULOS SONOROS
La palabra,  la risa,  la exclamación, el aplauso.

MOVIMIENTOS RÍTMICOS
Selección de ritmos variados como estimulación.

SALA DE MOTRICIDAD
Reconocimiento de juegos.  Juegos predilectos.

SALA CLIMATIZADA CON AIRE ACONDICIONADO